Todas y cada una de las actividades que los niños realizan en el campamento, están pensadas para reforzar en los participantes los aspectos de su formación emocional, física y social en un medio seguro y armonioso.
Las actividades están divididas de la siguiente manera: deportivas, extremas, acuáticas, nocturnas, reflexivas, recreactivas, manuales motoras y sensoriales.